Dos amigos (John Jairo Tabares Vargas)

Las sublevaciones eran muchas a lo largo del imperio romano en el siglo primero, -todas anhelando meramente la libertad -habían múltiples cabecillas, los más valiosos elaboraron  la estratagema, debían morir con artificiosa espectacularidad para lograr la unidad. Las treinta monedas fueron dispuestas cuidadosamente de no quedar demasiado perdidas entre las piedras. La alquimia para dormir a los soldados y la mecánica de movimiento de la piedra sepulcral fue practicada por semanas. Ciertamente, aparte de estos dos paladines ninguno de los revoltosos principales participó visiblemente en el asunto, ciertamente la morbosa, descriptiva y sádica  propaganda romana, utilizada para amedrentar, convirtió el tema del traidor, el mártir y el milagro, en la cuna de una visión, ciertamente la libertad no se conquistó sino hasta mucho después y no por la fuerza. Ciertamente, robar un cuerpo y matar a dos amigos cambió al mundo, posiblemente a la clandestina reunión del jueves se llegó con espadas, ciertamente fue a oscuras, entre amigos, con vino, mujeres y malas palabras.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario