Encerrada en el desagüe (Daniel Cheuqueñir)

El niño jugaba inocentemente en el patio de su casa mientras sus padres y tíos trabajaban para arreglar el desagüe de la casa, cuando escuchó la voz de su madre desde dentro de uno de los tubos de PVC que usarían para tal estructura.
rápidamente el niño corrió al tubo y volvió a escuchar la voz de su madre diciendo: “Danielito, ayúdame tus tíos y tu papá me metieron dentro del tubo”. El niño comenzó a llorar mientras en su pensamiento no lograba entender cómo sus tíos y su padre podían ser tan malvados para encerrar a su madre ahí.
El niño miró dentro del tubo y vio la cara de su madre, quien seguía pidiéndole ayuda para que la sacara del tubo. El niño, con cada segundo que pasaba, lloraba con mayor intensidad y no podría dejar de repudiar a su padre y a sus tíos por encerrar a su madre en ese tubo, hasta que levantó la cabeza, miro por fuera el otro extremo del tubo y vio a su madre inclinada, mirando dentro del tubo mientras seguía pidiéndole ayuda. Cuando su madre se dio cuenta de que la habían descubierto, largo a reír junto al padre y los tíos del niño.
Ese día el niño aprendió que la lógica no funciona bien en momentos de desesperación.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario