Espadas (Jesús Fernández Horcajuelo)

Exijo un duelo, sin traje de época, sin guantes de seda o cuero, contra quien permite que este mundo se desintegre, que navega por mares envenenados, aire impuro y estrellas oscuras. A los que se manchan de sangre por riqueza perecedera, responsables de que floten pateras de óbito, de la caída de cascotes de almas huecas llenando los suelos en ciudades muertas, humo y huesos en fatal mezcla, que vemos en cristal líquido, mientras nosotros comemos. El nudo en el pecho obliga a ese duelo.
Busco el honor, por mí y por los hombres y mujeres que sueñas con la paz, para restañar tanto odio y enajenación humana, que permite escurrir la dignidad humana por desfiladeros de ciénaga y estiércol.
Duelo en el que se prohíbe la sangre, basta con dañar la ética del contrario, o reconvertirla a justicia, honradez e igualdad. Gastaré mis últimos esfuerzos en lograr este empeño. Aunque observo que no existe rival a la altura, no abandonaré este cometido, anhelo un mundo opuesto al que sufrimos y contemplamos con tibieza y miedo.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario