Estruendo (Juan Jacobo Tancara Chambe)

Me sostengo apenas con la uñas, inmóvil, a punto de caer, mientras mi corazón se agita como el universo. ¿Qué tal si me muero ahora, qué tal si caigo a las aguas verdes, recónditas, que reclaman rugiendo el fin del mundo? Me preguntaba mientras el viento sopapeaba mi cara. Eso me suena a una dura sentencia y me llena de millones de piedras. Todo lo que consideramos doloroso, nuestra arrogancia, queda en entredicho, una fuerza nos embarga y llena de consternación o asombro. Azotes profundos que entran al cuerpo y lo enfrían. Las palabras que usamos no tiene ningún tipo de sentimientos, son solo un cumplido veloz.
Es recomendable simular, guardarse, negarse, reprimirse, farsear, deambular, callar, abnegar, cercenar, chiflar, desarmarse, armarse, reírse del otro, estar en guardia, sonrojarse, hablar sin decir nada. Yo no apruebo nada de todo ello, solo digo como la gente es, aún de niños o todavía de enfermos.
Las aguas, como la lengua de un monstruo enorme, continúan lamiendo los cerros que se ven a la distancia, jamás podré ir allí.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

1 comentario
  1. Me encantó. Felicidades

Deja un comentario