Experimento (Javier Andrés Carrillo García)

Los sábados por la noche es el día predilecto, los especímenes se comportan menos agresivos, permiten la introducción de las jeringas, se relajan ante las intensas jornadas y gritan menos.
Los domingos no son deseables, destruyen todo a su alrededor, maltratan las rejas, golpean a mis aliados y se suicidan sin razón, simplemente triste.
Tampoco es bueno visitar las instalaciones los lunes, es deprimente, ver la sangre regada en el piso, escuchar la desesperación en cada rincón y volver a empezar con nuevos sujetos.
A veces me despreocupo los martes y miércoles, aún no se familiarizan con el dolor.
Los jueves vuelven a ser tensionantes, aunque las drogas me ayudan mucho, hacen más fácil el trabajo.
Los viernes ni se sienten, ya no recuerdo cuándo llega este día, creo que no me despierto en toda la jornada.
Desearía tener el valor de suicidarme, quiero alejarme de este lugar, no volver a entrar a la sala de pruebas, olvidar el olor de las agujas y vivir la vida.
Ser el objeto de estudio no es tan complaciente como me habían informado.
Esta vida es de dementes.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario