Por fin es viernes (Alejo Barbas)

Terminaba el día Viernes y la fría tarde daba paso a la soledad de la noche, Aníbal Hand se acercó a la barra del restaurant, pidió algo se comer y una botella grande de cerveza. Se acomodó arrimándose a una mesa y buscó con mirada baja y simulada al amigo poeta y al amigo fotógrafo quienes vaciaron con él unas cuantas botellas aquel pasado viernes de intensa lluvia.
Tan solo el pesado murmullo encontró, el ruido de las copas y las risotadas explosivas inundaban los rincones del local.
Tal vez fueron dos fantasmas que pasaron raudos por su vida, como pasan los autos y buses por la calle dejando tan solo una huella de ruido y una estela vibratoria sacudiendo los vasos a medio terminar.
Caminó lento bajo la tenue garúa, se vio alejarse y alzar la mirada para que la lluvia le besara el rostro.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario