Fortuna (Antígona)

Aquel día vi cómo la diosa Fortuna se quitaba la opaca venda de los ojos, y me estremecí al ver que de ellos brotaban dos horribles hormigueros que nada bueno hacían presagiar. Segundos después, no pude impedir que le arrebatara las mortales tijeras a las Parcas y sesgara con ellas la hebra más vigorosa, la más preciada para mí.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario