Fusilamiento (Manuel Villa)

Miró los ojos de su hermano. Cuando éste cerró el izquierdo, también él devolvió el guiño. Cayó abatido mientras su hermano, después de dispararle, abrió ambos ojos de nuevo. Mientras el resto del pelotón se retiraba, se acercó y, llorando, susurró: ¿era necesaria otra guerra civil? Y sus lágrimas eran lluvia sobre el cadáver que, esta vez, no le devolvió el guiño cómplice.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario