Gota a gota (Beatriz Saló)

Desde la ventana del café se ven brillar las gotas de agua que caen en el edifico de enfrente, creando una cortina de luces.

Gotas que son el sobrante del riego de las jardineras de una elegante casa, con ventanas recién pintadas y vistas al parque más grande de la ciudad.

Jardineras frondosas y cuidadas, protegidas en verano por un toldo para evitar que el Sol las dañe en sus momentos de furia.

Gotas que parecen inútiles cayendo al vacío, pero que se transforman en vitales cuando su corto viaje termina en las jardineras del piso de abajo.

Jardineras descuidadas y desprotegidas de una casa abandonada, con ventanas oxidadas, pero en las que las plantas sobreviven gracias al gota a gota que llega desde el piso de arriba.

Hoy el desayuno incluye dos pedazos de realidad:
La vida, aún en situaciones extremas, siempre se abre camino.
Como en la Tierra, los de abajo sobreviven con lo que les sobra a los de arriba.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario