El guardián del vórtice (Franco Sosa)

Un minuto antes de morir, desvanecido en su sillón verde de terciopelo, Vladimir soñó que forcejeaba inútilmente con un hombre que se hacía llamar Oblivion, <>.
La lucha se interrumpe abruptamente cuando Oblivion descubre, aterrorizado, que Vladimir ha desaparecido.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario