Hagan juego, señores ( MCarmen Romero)

Estaba leyendo tu relato, hablabas de la bestia y yo trataba de imaginarla cuando ella se giró hacia mí, clavando su mirada y helándome la sangre, de la forma en que solo la ausencia de palabras puede hacerlo… No era la primera vez…
Y allí estaba yo, bajo tierra, en aquel andén de aquel día cualquiera, de aquel lugar cualquiera, él enfrente, ambos parados, sin mirarnos, pero viéndonos, esperando la llegada de nuestros trenes, esos que salían al mismo tiempo, en el mismo lugar, en la misma dirección, pero en sentidos opuestos…como una broma del destino, una broma infinita..
Siempre que esto pasaba se escuchaban aquellos acordes de tu guitarra, era un solo que introducía un tema de rock y que instantáneamente me trasladaba de los lugares comunes hacia muy adentro, con un nudo en la garganta y otro en el alma.
Aparece la niña que solo quiere jugar, suelo verla muy a menudo.
La bestia insiste en su mirada, creo que está esperando a que pare de reír… incluso que me esperará también cuando deje de llorar.
Quiero salir de allí, a jugar…
¿Quién juega?

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario