Hogar, dulce hogar (Raúl Clavero)

Que papá no vuelva a entrar en mi cuarto por las noches. Un latigazo de letras infantiles pero seguras, escrito entre la ciudad espacial de Playmobil y el autobús de la Patrulla Canina. Por suerte, cada Navidad soy yo quien acompaña a los niños hasta el buzón de los Reyes Magos. Antes de entregársela al empleado de Correos, eché un rápido vistazo a la carta sin que mis hijos se dieran cuenta, y he podido evitar el desastre. En cualquier caso creo que debo ser más cuidadoso a partir de ahora. Lucas se ha hecho demasiado mayor y quizá haya llegado ya el momento de empezar a centrarme en Mauro, al fin y al cabo el pequeño tardará todavía un par de años más en aprender a escribir.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario