El hombre reescrito (Roberto Moya García)

El novelista Hasson Foyed encontró en la calle un personaje sin abolengo. Lo nombró Hasson Foyed, le entregó un revólver y lo designó asaltante, lo presentó a su mujer y le dio alojamiento.
Mientras Hasson Foyed personaje salía a delinquir, Hasson Foyed narrador perpetraba la trama de sus latrocinios. Pronto lo volvió un bandido violento –golpeaba la nuca de sus víctimas–, crápula, arrogante y soez.
Una noche intentó dormir con la esposa de Hasson Foyed, y otra, agredirlo, porque lo hizo robar tres bancos en un capítulo.
La señora de Foyed, harta del insolente, le pidió a Hasson hacerlo morir. Mencionó la sospecha de que Hasson Foyed apócrifo planeaba usurparle la identidad. Adujo haberlo visto reescribir los sucesos en un episodio de su novela.
Hasson Foyed se apresuró a narrar la muerte de Hasson Foyed en un tiroteo con la policía. Los disparos provenientes del supermercado confirmaron el fin.
Al día siguiente, la señora de Foyed despertó plena de caricias nocturnas. Sin embargo, sentíase inquieta por la sensación de haber sido amada por otro: nunca antes en la intimidad, Hasson le había besado la nuca.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario