Ida y vuelta (Carmen Moreno Paz)

Al abrir los ojos, tardó unos segundos en recordar dónde estaba. La luz de la mañana se filtraba a través de la ventana y un lejano sonido de campanas de iglesia y pajarillos canturreando la ayudaron a espabilarse. A su alrededor, todo le era conocido, aunque ajeno. La mesa en la que hacía los deberes, el piano que solía tocar para distraerse, los libros de aventuras… Sentía como si nunca se hubiera marchado y, a la vez, como si los recuerdos de aquel lugar pertenecieran a otra persona. Antes siquiera de haberse habituado a estar de nuevo allí, una punzada de dolor le atravesó el pecho y el recuerdo amargo de otro lugar la sacudió. Frío, luces, vino. Una ráfaga de imágenes se sucedió en su cabeza, como una película de cinco segundos en la que se concentran cinco años de vida. Y al final estaba él. La razón por la que se marchó y también la que le hizo volver. En aquel lugar, allí donde había pasado la mayor parte de su vida, le resultaba difícil distinguir si aquellos recuerdos pertenecían a otra época de su vida o a un sueño. Allí no tenía ningún recuerdo de él y parecía que nunca la había abandonado, porque nunca había estado allí. Las campanas volvieron a sonar. Estaba en casa.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario