El mismo (Inmaculada Linares Sillero)

El odio y el rencor le habían llevado a actuar de aquel modo. Llevaba años planeándolo y al mismo tiempo armándose de valor para poder llevarlo a cabo. «Tengo que hacerlo», «Tengo que
hacerlo» —se repetía una y otra vez cada mañana—.
En un primer momento se sentía orgulloso de sí mismo, había conseguido hacer justicia. Ya no se burlaría más de él, había logrado borrar aquella maldita sonrisa de su cara.
Pero iba pasado el tiempo y la conciencia le mordía las entrañas, no lo dejaba vivir. No lo entendía, siempre había querido que muriese, entonces…¿por qué se sentía culpable?
«Ya no puedo más» —fue lo último que pensó antes de lanzarse al vacío desde la azotea de aquel  edificio—.
El forense certificó su muerte y su entierro fue planificado para la mañana siguiente. Llegó el momento de su descanso eterno, estaba feliz ya que por fin iba a poder descansar  su atormentada mente. Pero el destino jugó su última carta e hizo que fuese enterrado junto al hombre que años atrás había matado, Él mismo.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario