Inquilinos (Alejandro Rodriguez Peña)

Gracias a la crisis económica, conseguir la casa de tus sueños es infinitamente más fácil. Puedes encontrar anuncios esperanzadores del tipo: Se ofrece garaje en Oaxaca, Se alquila lavabo con ducha en Malmo… Otros tiempos fueron peores. Tener una casa en propiedad es seña de distinción. Lo normal es tener una habitación y que tus padres te ayuden con el nexo base; de ahí en adelante, añades los espacios que necesites o puedas permitirte. Trabajo en un pueblecito de Oxfordshire, pero aún como con mis padres en Avignon.

Voy poco a poco.

No suelen haber mayores problemas que los genera una convivencia normal con un flujo cambiante de gente; cuesta coincidir y recordar nombres. Manías, descuidos. Las rentas y gastos se pagan a cada casero individualmente. El mantenimiento de la continuidad espacial entre habitaciones corre por cuenta de la compañía con la que tengas contratado el nexo, naturalmente.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario