Inventario de cosas extraviadas (Julia Flórez)

Lo primero que me dejó fue la sed, hasta el punto en que comencé a dudar de haberla tenido alguna vez.

Lo segundo fue el hambre, debo admitir que la ayudé a subir su equipaje al tren y no lloré al ver las últimas volutas de humo diluirse.

Lo tercero fue la libido. Si hubiera conocido su templo habría ido allí a llorar de alegría, porque entonces perdí mucho miedo.

Lo cuarto fue el poder.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario