La Alumna y el Maestro -y el Corcel que se convirtió en Pegaso (Camila Vial)

La alumna y la amante a punto de despertar,

está sentada sola en la plaza,

corre un río de gente a su alrededor,

corrientes periféricas que la tienen sin cuidado,

corrientes a las que apenas mira…

porque algo está sucediendo en su centro de quietud.

Se conmueve fácilmente con aquello que antes ni siquiera veía,

se da cuenta de sus heridas y no quiere limpiárselas más,

sólo quiere aprender a vivir con ellas sin que ellas se acuerden

de la importancia que hasta hoy han tenido en su vida,

sus elecciones, su destino y su osadía.

Piensa en su maestro y está completamente segura de que

él -en ese preciso momento- también piensa en ella.

Siente su corazón pulsando intensamente, cierra los ojos,

escucha su voz, no sabe si está despierta o ya se quedó dormida,

en la plaza, en medio de la inercia de la gente y su efímero pasar.

Alguien le susurra algo al oído, ella no entiende, pero le gusta

sentir el viento caliente entrando a su cabeza, haciéndola desvanecerse

y sentir, sentir. Volver a sentir.

No quiere abrir los ojos, prefiere pensar que aquel que está ahí es su maestro,

y quiere desaparecer con él, en él, un día, dos, para siempre, o par

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario