De la benevolencia de la muerte (Emilia Lanzas Cobacho)

Cuando escuchábamos los pasos vacilantes y el tintineo de las llaves, corríamos a nuestros refugios. Mi madre se escabullía al otro lado del espejo, mi hermana salía volando hasta la copa del olmo que había en el jardín y yo me empequeñecía hasta colarme dentro del dedal. Así logramos sobrevivir hasta que la desesperación y el alcohol llevaron a mi padre al otro mundo.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario