La cera morada (Laura)

“Estas cosas pasan”, me respondió con cara de incredulidad, con ambas palmas de las manos hacia el techo, cuándo le pregunté por qué había hecho aquello. Entonces fruncí el ceño, sólo para evitar que la carcajada que nacía en mi garganta saliera por mi boca. Puse gesto serio, me coloqué las gafas y le dije que era necesario que estuviera quieta. “Mira, eres muy amable, pero no tengo tiempo para estas cosas, me están esperando fuera”.  Y la verdad es que era cierto, que fuera esperaban su madre, su padre, sus cuatro hermanos, el abuelo y la abuela, para  que yo les explicara por qué teníamos que envolver a esa pequeña de cinco años en una sábana y que nos dejara extraer la cera color morado que se había metido en una oreja.
“Ni si quiera es mi color favorito”, añadió entre dientes. Y ahí si que no pude aguantar la carcajada.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario