La cobaya (Joros)

Venían tres personas. Han abierto el ascensor. Una parecía ser la afectada. Ha preguntado: ¿por qué aquí? El hombre ha respondido: “porque aquí está la cobaya. (¿Es que no es una paranoía, es que es real?). No no puede ser, tiene que ser una paranoía. Y la van a operar el lunes: “¿dónde, en qué casa del edificio?”. Porque habiendo medios y un buen cirujano, se supone que en cualquier parte se puede realizar la intervención quirurgica, con la consabida higiene necesaria. Eran dos voces de mujer y otra de hombre.  ¿Será verdad, o está el señor Amador más loco que una chota?

Dios si es verdad, hazme justicia: los coja la policía con las manos en la masa. Y, si es mentira, no me metas ideas absurdas en la cabeza, por favor.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario