La cortina gris (Quel Font)

Lunes por la mañana. Uno de esos días del año en el que la trayectoria que describe el sol lo acerca a mi ventana, colándose de refilón en mi despacho pocos minutos antes de las ocho. Miro a través del cristal. Veo al otro lado de la calle el edificio de enfrente, que dista apenas diez metros del que habito. Un movimiento inusual atrae mi atención: una mujer sacude por la ventana abierta un plumero. La mujer, de unos setenta años, pelo cano, largo, y marcadas arrugas, está completamente desnuda de cintura para arriba, que es lo que alcanzo a ver. Nuestras miradas se cruzan, quizá un segundo más de lo prudente, pero no parece avergonzarse. Tras terminar de sacudir el plumero cierra la ventana y la cortina, esa cortina gris, anodina que siempre había visto cerrada. Hasta hoy.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario