La insoportable levedad del sábado (Juan Carlos Goñi Capurro)

Sábado, brilla, seduce, encanta. Noche, música, baile, copas. Sábado, elige acompañante, monta en un descapotable importado rumbo al mar. Mimos, caricias, sexo, promesas que despierta la desnudez. Sueño de madrugada, regreso al mediodía familiar. Domingo de espera, de teléfono mudo, de recorrida por las redes, de televisión. Lunes, seis de la mañana, despertador. Otra jornada de diez horas, de viajar apretada en el colectivo, de almorzar a las apuradas, de buscar ofertas a las corridas. El sábado es ya un recuerdo lejano. Las obreras sólo se convierten en reinas en los tableros de ajedrez.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario