La melodía (Camila Rocío Muro)

Me senté en mi cama para hacer la tarea que había estado evitando hace tres días. Mientras calculaba la raíz cúbica de 32, empecé a escuchar una canción a mis espaldas. Me acerqué a la ventana para averiguar de dónde provenía esa melodía, pero en ese momento cesó. Continué mi tarea, ignorando lo que acababa de pasar, pero justo en ese preciso instante,  volvió. Aparté mi cuaderno y me incliné hacia la ventana para escuchar detenidamente y poder encontrar la fuente del sonido. Esta vez, la música no paró. De algún modo, tenía que saber de dónde provenía, no sabía por qué, pero algo me atraía en esa canción. Agarré mis llaves y bajé las escaleras. Abrí la puerta y salí. No entendía cómo la gente que caminaba por allí no notaba la música. Parecía venir de todas partes y de ninguna a la vez. Caminé dos cuadras, pero el sonido no parecía disminuir o intensificarse. La canción cesó, y yo frené. En ese momento me di cuenta que había dejado mi tarea y me había ido de mi casa sólo para seguir una melodía. Volví a mi hogar, cuando la música volvió. Esta vez no iba a dejarme llevar. Entré y volví a mi habitación para continuar la tarea. Agarré mi cuaderno para terminar de una vez.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario