La paloma de paz y el cazador (Cheyenne Espinosa)

En plena cacería una paloma blanca se posó encima de su escopeta, el cazador intentó ahuyentarla varias veces pero la paloma insistió en quedarse. Él la tomó y se marchó a su casa, mientras ella le dejaba caer en sus manos una ramita de laurel.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario