La puerta (Elena Serrano Moreno)

Conservo aún su estela, su esencia lo sigue impregnando todo. Imagino su silueta de pie, aferrada a su inseparable libreta de dibujo, esbozando una sonrisa traviesa que su pelo liso cubre parcialmente y de repente, desaparece.

Las puertas sólo se abren con facilidad desde este lado de la realidad, hace años que ella cerró la suya por última vez, dejando un vacío tan profundo en mi interior que aún no tengo el valor para asomarme a su inmensidad descarnada y oscura.

Por suerte hay días en los que la línea férrea del tiempo se pliega y regresas, en forma de canción a veces, otras escondida tras un perfume, una película o un poema. Son esos instantes únicos en los que mi sonrisa regresa y espero tu llamada ansiosa tras la puerta; no tardes.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario