La única (Franmoroz)

Al otro lado de la ventana la oscuridad es absoluta, las farolas están apagadas y el silencio es infinito.
Me he asomado una vez más para confirmar que así es y quedarme tranquila. No conozco otra realidad desde que salí del sótano hace ya quince años. Solo tengo vagos recuerdos en mi memoria de palabras entrecortadas oídas a un hombre y una mujer asustados, y aquellos trozos de periódicos en los que me enseñaron a leer, en los que se escribía sobre un virus letal que se extendía rápidamente entre la población.
El pueblo me pertenece desde entonces, creo que soy la única que lo habita.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario