De la utilidad (Antonio Cantó Gómez)

He aborrecido la escritura. Abomino de ti y me das tanto juego. Se dice mucho del significado de las palabras, aunque a veces ni las reflexionemos, las damos por supuesto de una manera casi inmediata. Nos justificamos: el lenguaje tiene una utilidad, utilidad comunicativa al fin y al cabo. ¿Utilidad? Dejadme estrangular una y otra vez esta palabra y su sonido. La utilidad es un recurso vacío y cadavérico. Cuando esta se usa, para satisfacerla, la palabra muere por instantes y todo aquello que ofrecía alcanza lo inútil: su supuesto antagónico.

Esta sucesión no deja de manifestarse cuando estamos solos, es decir, en todo momento: todo lo que hiciste, sucedió y viste crecer chilla entre espasmos y sudores febriles. Se detiene finalmente con un silencio aterrador, donde todo esfuerzo del escándalo se deshace entre la tierra. Todo lo que hagas, suceda y veas crecer a posteriori solo prolonga el pasado de un fracaso universal: la inutilidad sustituye lo necesario, útil y deseable por lo indiferente. He aquí el fracaso de los fracasos: tratar de explicar todo ello.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario