La venganza de los pretendientes (Johan)

Penélope lo agita, pero Odiseo rehúsa levantarse del lecho.
Hace años que ha regresado a Ítaca, está viejo y Penélope ya no es la dulce y hermosa mujer que sabía esperar. Se pregunta si no hubiera sido mejor morir al pie de las murallas de Ilion, o permanecer junto a la ninfa que nada exigía salvo placer. Por si fuera poco, desde hace un tiempo, ha comenzado a escuchar risas y burlas fantasmales procedentes del atrio interior de la casa, donde años atrás diera muerte a los hombres que codiciaban a su esposa.
Penélope pierde la paciencia y le grita. Odiseo tiembla y llora bajo la manta.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario