La vida es una tómbola (Juan María Iglesias Hernández)

¡No le des dinero a ése que te va a engañar! Bramaba la alterada madre desde el tupido balcón, gesticulando en aspavientos, intentando en vano frenar la hipnotizada, magnetizada inercia de su hijo hacia aquella gastada caja de plástico, llena de coloridos y brillantes cachivaches. No hagas tantos boletos con ceros que al final no te va a comprar nadie, me decía mi madre por la noche, mientras observaba como yo doblaba todos aquellos papelitos cuadriculados, una y otra vez. Haciendo oídos sordos, agazapado sobre el frío suelo de la cocina, me imaginaba ya los tesoros que compraría con la bolsa repleta de pesetas.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario