A la vuelta de la esquina (Lorena Rodríguez)

Se mira en el cristal de la vitrina, lleva las manos a su pelo y lo sacude. Luego saca de su bolso un rouge, y se pinta la boca en busca de un reflejo menos desabrido. Mejor, piensa al mirarse. Alisa su falda con ambas manos y dobla la esquina.
Viene atrasado. Corre entre la gente que parece estar de acuerdo en entorpecer su paso. Se detiene en la luz roja y busca algún vacío en el tráfico mientras el sudor le moja el pelo, la cara, la camisa. No está lejos, es solo a unas cuadras de allí, así es que imprime más fuerza a la carrera. A toda velocidad llega a la esquina y allí, justo en el vértice, se estrella con una mujer con la boca recién pintada.
¡Qué golpe! Qué dolor de cabeza. Y qué mujer.
Ahí en el suelo, con un cuerno en medio de la frente y un sangrado de nariz, lo entienden. Que el amor es así: no pregunta y golpea con fuerza a la vuelta de cualquier esquina.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario