El ladrón de los colores (Miguel Ángel Méndez Pereira)

Yo no sé si creerlo o no, pero lo cuentan los más viejos de aquella ciudad, narran que la urbe no siempre fue gris, dicen que tenía otros matices antes de las repetidas visitas del ladrón de los colores.
Relatan los abuelos que este extraño hombre, a cambio de progreso, empezó un día por llevarse el azul del cielo, por lo cual, desde entonces, siempre amanece nublado de hollín, luego prosiguió con el verde de los jardines y posteriormente con los tonos de las flores.
Los padres de familias en general, lo consideran  una  leyenda urbana producto de las habladurías de los viejos.
Los más jóvenes, que nunca tuvieron otro horizonte que no fuera gris, jamás oyeron acerca de este insólito personaje.
Ni los periódicos ni los noticieros hablan de él.
Sin embargo, el otro día, al abandonar aquella ciudad, en la aduana del aeropuerto, oí a un hombre de riguroso traje oscuro que, cuando le preguntaron sobre el contenido de su maleta, tranquilamente expresó:
–       Me llevo el arcoíris. ¿Y qué?
Los agentes de migraciones, entre carcajadas, lo dejaron pasar.
Yo no sé si creerlo o no.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario