Las velas (Óscar López)

Cerró los ojos y sopló las velas. Setenta inviernos cumpliendo años y aquella noche de enero era la primera que lo celebraba sola, meses después de haber enterrado a su marido.

La mañana siguiente, el día después de su cumpleaños, el brasero sigue humeando bajo la mesa camilla del salón. En el tapiz que oculta una de las deslucidas paredes, los ciervos continúan paseando sobre el sofá granate de escay. Y el viejo televisor, después de meses sin funcionar, todavía descansa sobre la cómoda que heredó de su madre.

En el dormitorio las velas, sustitutas de las bombillas desde hace más de un año, siguen apagadas sobre el pañito de ganchillo que cubre la mesilla de noche, junto a la cama de forja donde ahora yace su cuerpo.

Todo está ya calcinado cuando llegan los bomberos.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario