El lunar (Vicente Mazón Morales)

Cuando era pequeño, estuve enamorado perdidamente de aquella señora.
Miraba la foto enmarcada sobre el sillón. El rostro de actriz de otros tiempos, los labios bien perfilados y el lunar. El lunar junto a la sonrisa. Podía pasarme las horas mirándolo. De hecho lo hacía.
Un buen día, la abuela empezó una de sus limpiezas generales. Cuando le llegó la hora a la foto, la desmontó y abrillantó el cristal con ahínco y la volvió a colocar en el marco. Desde aquel momento ya nunca nada volvió a ser lo mismo. El lunar había desaparecido y con él mi primer amor.
Descubrí entonces cómo las moscas, desde su pequeñez, son capaces de hacer que se tambalee toda una existencia.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario