Luz (Rafael Chorro Perelló)

No sé lo que sucede ni por qué, pero no lo puedo detener.  Hasta hace nada todo era perfecto. Tenía mi casa, mi espacio, alimento y, sobre todo, una infinita sensación de paz que inundaba por completo mi alma. Quizá he sido yo quien lo ha empezado todo, no estoy seguro. Solo sé que siento una presión desconcertante y algo me empuja cada vez con más fuerza.
Tengo miedo, pero me tranquiliza oír tu voz. La reconocería entre un millón de voces. Al igual que yo, tú también estás nerviosa, no puedes disimularlo. Tienes la respiración entrecortada y creo que sientes dolor. En todo este tiempo juntos he aprendido a conocerte mejor que a mí mismo. Sentirte ahí me da un poco de valor, así que me preparo para lo que sea que vaya a venir. Inclino la cabeza, apoyo la barbilla sobre mi pecho, encojo mi cuerpo y aprieto los puños. Me dejo empujar sin oponer resistencia. Vislumbro un destello. Atravieso un angosto conducto que se ensancha lo justo para dejarme pasar. Te oigo arrojar un grito desgarrador. Al instante, me sumerjo en una luz prodigiosa. Alguien me coge y me deja en tus brazos.
—Mamá, eres tú —pienso, entre sollozos—. Todavía no te había visto y ya te echaba de menos.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario