Magola es Carlos (MARTHA TERESA BUITRAGO ACEROS)

Magola era una niña inquieta y curiosa de ocho años. En el colegio jugaba futbol y trompo con los niños. No le gustaba la compañía de las niñas. Creía que eran aburridas  y que solo jugaban a las muñecas que tampoco le gustaban. Un día Magola cogió a patadas un niño porque le quitó un balón. La profesora muy disgustada llamó a los padres de la niña y les dijo: “es el colmo, Magola parece un marimacho, y tan atrevida, pegándole a un niño. No muestra ninguna actitud femenina”. “eso es hasta pecado”, “llévenla a donde un  cura”. Dijo con tono aburrido y agresivo.
Los padres se sintieron acongojados por tamaño disparate de la profesora. Cuando llegaron a casa observaron con detalle el cuarto de la niña y se dieron cuenta que en sus paredes tenía afiches de metaleros y en su grabadora solo se escuchaba esta música. En su tocador  no había aretes sino carros, calcomanías de Tortugas Ninja y muñecos de pelea. Así mismo, tenía una consola de videojuegos y sus favoritos eran los de toque agresivo. Sus papás se sintieron decepcionados. Peor aún, cuando la niña les dijo que quería ser Carlos. Lloraron y se sintieron culpables, pero decidieron apoyarla y en adelante, la trataron como Carlos.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario