Maldito dinosaurio (Miguel Adrover Caldentey)

“y cuando despertó el dinosaurio todavía estaba allí”.
Ocho simples palabras que había escuchado miles de veces. Un cuento tan simple como unir sujeto, verbo y predicado, a pesar de ello lo había estudiado, me había obsesionado con él y nunca lo había entendido.
Hasta que un día desperté y el maldito dinosaurio seguía estando allí.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario