Manual del perfecto manipulador (M.J. Triguero)

Ingredientes para lograr que alguien te obedezca sin límites:
Un cerebro poco usado; dinero a discreción; literatura contundente con frases afirmativas y pomposas; promesas de recompensas varias como: felicidad, satisfacción, placer, éxtasis, realización; por último: material que pueda ser usado como arma.
Procedimiento:
Vacíese y lávese bien el cerebro.  Es importante sobre todo extraer cualquier resto de lo siguiente: moral; escrúpulos; compasión; ternura; sensibilidad; miedo; prudencia y empatía. Introdúzcanse los ingredientes uno a uno y con cuidado, no dejando ninguno fuera. Agítese muy bien toda la mezcla. Déjese reposar durante una temporada hasta que todo se haya integrado formando una unidad compacta y uniforme y… voila: ya tienes a un pobre idiota listo para hacer saltar el mundo en pedazos.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario