Tú me lo preguntas (Elisa Day)

¿Dónde estabas ayer?, me dices, clavando en mis pupilas tu resentimiento azul. Y yo no me atrevo ni de lejos a explicarte que Lucas tenía partido, y que era importante, semifinal del torneo escolar, y que ganaron, y que él marcó el gol de la victoria. Tampoco encuentro procedente hablarte de la celebración posterior, ni de la madre tan orgullosa, ni de las fotos para documentar la posteridad. Qué sentido tiene mencionar al camarero tartamudo, o la extravagante alcachofa en la pizza familiar. No sé si sirve de algo decirte que anoche caía una fina y cristalina lluvia al volver en el coche.
No encuentro la manera de decirte, papá, que al entrar en casa tuve que secarte la cabeza para que no te resfriaras. Que te vi sonreír cuando el árbitro pitó el final del partido, que, por un momento, me pareció que reconocías a tu nieto cuando te enseñó el balón firmado por todos sus compañeros. Cómo decirte que ayer estaba donde casi siempre, a tu lado, deseando formar parte de un futuro recuerdo.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario