Melancolía (Ava Nerill)

Que todo vuelva a ser como antes. Tan solo eso. Ya no me apetece levantarme de un salto cuando suena el despertador ni pasear por el parque, especialmente en los días de otoño, ni siquiera disfruto escuchando a los Rolling, que eran mi último refugio. Tampoco me apetece salir envuelta en un abrigo para ir a la plaza del ayuntamiento a comprar un cucurucho de castañas recién asadas ni ir al cine de barrio en días de lluvia porque las salas están vacías. Hay algo que se me ha roto por dentro, excuso los cafés con amigos, evito las cenas con compañeros de trabajo y ya no se me antojan los desayunos de chocolate con churros con amantes pasajeros. Así que como cada tarde, desde hace cuatro años, me pongo mi mejor vestido, me pinto los labios, cojo mi silla plegable y subo la colina. Una vez allí me siento a esperar y con los dedos cruzados, deseo con toda mi alma, que esta sea la noche en la que mi nave espacial venga a recogerme.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario