Metros de hierba (Enrique Beleret)

No podía imaginar que ese día podría significar algo tan excitante para mí.  Era todo una mezcla de incertidumbre, impotencia, alegría, emoción, excitación, tanto tiempo deseando que llegara ese momento.  Mi mente no trabajaba.  Sólo mis sentidos funcionaban.

El cielo azul, intenso, parecía un inmenso océano, me daba vértigo mirarlo.  El viento, suavemente azotaba mi cara.  Notaba la hierba bajo mis pies.  Una verdadera alfombra.  Mis pies sentían el placer de pisar el terreno blando.  Dibujé una línea recta en mi mente.  No quería fallar esa trazada.

Imaginé el movimiento de mis brazos.  Mi torso girando.  Mis piernas flexionadas.  Se hizo un silencio.  Subí mis brazos.  Mis ojos no se movieron.  Y todo se sucedió en menos de un segundo.  El palo recorrió su espacio.  Al principio subió suave, pero como si de un látigo se tratara, bajó con una aceleración inusual.  La cabeza golpeó la bola, y esta, salió fulminada persiguiendo el objetivo……. Metros de hierba.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario