Mitos (Amancio Cifuentes Fernández)

El rey Midas llegó al parque.
Caminó sobre cien soles. El dorado se resquebrajó a su paso. Los árboles, seniles, le insultaban con los nombres de otras razas. Cuánto temor por su alopecia. No comprendieron que el poder radica en el tiempo, que cada arruga, endurecida por la experiencia, era el efecto de su sabiduría.
Tan enraizados fueron sus prejuicios que, aun cuando los marchitos mares áureos sanaron, sobreviviendo al paso de la otoñal estación, ellos secaron sus ramas en un agitar alveolado.
Bóreas llegó al parque y el rey Midas se fue un año más.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario