¿Por qué mueren los poetas? (Carlos Andrés Cifuentes)

Llegó al reino una poetisa capaz de desatar el llanto incontrolable con cuatro líneas e infringir la agonía intensa de la angustia con tres puntos suspensivos. Sin embargo,y por deseo de la reina, fue destacada a escribir versos de amor para que el rey se los recitara durante el sexo. Si los reyes nacen destinados a conquistar pueblos, los poemas de ella eran conquistadores de majestades si así lo quería. La reina tuvo un sueño premonitorio en él que le hacía el amor una sombra con la voz de la poetisa. Al día siguiente, la poetisa fue admitida por el rey para servir en el palacio, más en la noche, cuando ya el rey y el reino dormían, su majestad ordenó que la fusilaran para evitar que la poetisa fuera a robarle la corona, el rey, o peor aún, su propio corazón.

Los poetas son seres peligrosos pues invitan a pensar y sentir. Son peligrosos incluso para sí mismos, porque el sistema vigila a los que van por ahí sintiendo y pensando todo el rato. Por eso no es raro que los poetas desaparezcan o aparezcan muertos.

***Qué no sea raro no quiere decir que sea normal ni tolerable. Un abrazo a los colegas poetas que cayeron y caen, en las dictaduras que hubieron y hay en el mundo***

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario