No (Susana Pozuelo)

Rechazó con un gesto seco los terrones de azúcar.
—Engorda.
—Tengo sacarina.
—Enferma.
—Si prefieres miel…
—Empalaga.
La espalda recta, las piernas juntas, el meñique tieso en un gesto imposible.
Uno a uno había dicho no a las invitaciones, a los pretendientes, a los paseos por el parque, a las palabras enamoradas, a los besos en el portal, a las flores, que al final también se marchitaron sin que nadie conociese su aroma. Vestida de oscuro, la falda bajo la rodilla, moño tirante, mocasines sin tacón, manos sin pulseras, dedos sin anillos.
Con el labio fruncido se sorbió el café solo y amargo.
No, dijo otra vez no.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario