Noche traumática (Luis M. Cano)

Hay una noche de verano que marcó para siempre mi vida. Fue un veinte de julio de hace ya muchos años. El calor era húmedo y sofocante, me embargaba una sensación de angustia creciente mientras con gran esfuerzo atravesaba yo solo un estrecho y oscuro túnel, que comenzaba a moverse como si se desencadenara un terremoto. Mi corazón palpitaba desbocado como nunca antes lo había hecho, tal vez porque jamás me había sentido tan estresado. Notaba mis pulmones trabajar con fatiga, ávidos de oxígeno. Poco a poco, la luz comenzó a atravesar mis párpados y fue entonces cuando logré a empujones alcanzar por fin el exterior. Durante unos interminables segundos sufrí la agonía del ahogo, hasta que rompí en un tremendo llanto mientras me azotaban las nalgas. Con mi primera respiración y ante la emocionada mirada de mi madre, comenzaba mi gran aventura.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario