Nombres (Elsa Varela)

Él la llamaba pero ella no acudía. Con la esperanza de que alguno fuese el de ella, evocó todos los nombres que le vinieron a la mente. Aunque todo indicaba que era innombrable, él no cejó de llamarla por doquier. Padeciendo aquel delirio, leyó registros de nacimientos, padrones de bautizo, lista de quintos para la guerra, inscripciones en tumbas, murallas y ruinas. Gritó nombres simples y compuestos, locales y extranjeros; nombres inventados por novelistas e incluso reparó en pirámides y papiros. Y así pasaron siglos, vidas. Su locura fue tal, que llegó a llamarla con su propio nombre.
Entonces respondió.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario