El obispo (Concha Fernández)

 El obispo, vestido con sus ropas púrpuras y portando un generoso medallón sobre el pecho, se enfrentó a los medios de comunicación que esperaban impacientes sus declaraciones en el atrio del palacio episcopal. Su condena -sin excepción alguna- al aborto, a la eutanasia y a todo aquello que privara de la vida a un ser humano, fue rotunda y visceral. Los micrófonos de los periodistas recogieron en toda su amplitud sus palabras y las difundieron por todo el país.

Tras ello, el obispo, satisfecho por el impacto que sus afirmaciones habían producido en los congregados, se despidió de ellos y se marchó rápidamente. Tenía cita con el Presidente de la Nación -que acababa de firmar una declaración de guerra y tres sentencias de muerte- para darle su bendición.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario