Obsesiones (Alejandro Paredero Pérez)

Siempre he padecido de insomnio. Me obceco y sugestiono con pequeños detalles hasta alcanzar un estado de desasosiego que me impide conciliar el sueño. Una noche de desesperación me decidí por fin, tras pasar la soga por mi cuello, a empujar la silla y dejarme arrastrar por la gravedad. Pese a la arrulladora monotonía del movimiento pendular, sigo sin dormir obsesionado con el incesante balanceo de mis pies.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario