Océano hierático (Estanis Sanchis)

Desconectar y conectar los sentimientos. A veces siento y a veces no.

Hay semanas eternas que me duelen, que me riñen y me gritan. También que me abrazan, me besan y me miman. Son días de sensaciones contradictorias, altibajos emocionales.

Luego están las semanas incoloras e insípidas, que también se eternizan, donde nado en un mar gris y salado. Por mucho que nade, no logro vislumbrar la orilla, por lo que al final desisto y me dejo arrastrar por la corriente.

Decidí un día instalarme un botón, un mecanismo sencillo que me permitiese escoger qué configuración emocional quería para los siguientes días. El primer setting disponible era el del modo avión, el que me lleva al océano hierático, mientras que el segundo era el de la montaña rusa de la sensibilidad.

Al cabo de un tiempo, me di cuenta de que el problema no residía en qué modo quería escoger, sino que lo que realmente deseaba era poder graduar de alguna manera la intensidad de las sensaciones. Pensé entonces en algo parecido a una ruedecilla de radio, que me permitiese ajustar el estado de ánimo como una frecuencia. Sin embargo, el sonido no acaba de escucharse de forma nítida.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario