Ocho inicios y un final (Ansick Grendel Coens)

La heroica ciudad dormía la siesta, mientras yo buscaba a la Maga. Viajé a París porque me dijeron que ella  vivía acá. Mi madre me lo dijo. Maga, luz de mi vida, fuego de mis entrañas.
Llamadme Ismael.  Y es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa.
Hoy en esta ciudad  ha ocurrido un milagro. El verano se adelantó.  Y al día siguiente no murió nadie.
Después de descubrir y visitar  esta hermosa ciudad, encontré a la Maga en un cuchitril.  Y fui valiente, la liberé de sus captores y escribí un cuento. Y eso significa que puedo hacer cualquier cosa.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario